Estimada comunidad zevallina:

Con mucha alegría, les doy la bienvenida al año 2021. Iniciamos un año académico, en un contexto de incertidumbres y temores, pero también con mucha esperanza y dispuestos a asumir el reto de marcar la diferencia y transformar el mundo en un lugar mejor para todos.

Nuestra obra lasallista realiza su tarea enfatizando la vivencia de la fe cristiana católica y en esta línea prepara a la niñez y juventud para que se desenvuelva correctamente en su vida personal, familiar y social; tenga la capacidad de evangelizar a la sociedad que le rodea, la cultura, la política y así ser partícipes activos del cambio.

Brindamos una educación de calidad, que se caracteriza por su excelencia académica, sólida formación humana y cristiana bajo el carisma de San Juan Bautista de la Salle promoviendo nuestros valores de fe, fraternidad y servicio dentro de una cultura de paz.

Nuestro compromiso como colegio es generar espacios de formación integral, donde los estudiantes puedan desarrollar competencias que les permitan enfrentar con éxito los retos que se propongan. Lo aprendido el año pasado nos ha llevado a mirar la educación de un modo distinto y a profundizar lo que ya veníamos implementando, en donde las competencias digitales, el aprendizaje autónomo, el aprendizaje socioemocional, el trabajo colaborativo y el aprendizaje basado en proyectos se torna ejes centrales de nuestras propuestas educativas.

El lema de este año “Tú eres parte del milagro” forma parte de la historia y acción de La Salle y que los lasallistas estamos comprometidos con que otro mundo sea posible, observando la realidad atentamente y mirando el futuro con esperanza.

Nuestro reconocimiento al personal docente y administrativo, quienes están comprometidos con su trabajo, siempre dispuestos a acoger a estudiantes y a las familias, con una actitud de sencillez y cordialidad.

A nuestros estudiantes, que son los constructores de su propio futuro, con derechos y deberes, quienes además generan sus aprendizajes, hemos depositado en ustedes toda nuestra confianza.

Agradecemos a todas las familias la confianza que año a año depositan en nuestro colegio y asumimos el compromiso de seguir trabajando por el bienestar de nuestros estudiantes y brindarles una educación de calidad que responda a los desafíos de este siglo.

Que San Juan Bautista de la Salle; el educador, llamado por Dios para ser ángel custodio, sea nuestro ejemplo a seguir.

¡Viva Jesús en nuestros corazones!

Mg. José Guillermo Trasmonte Pinday

DIRECTOR